Seguí mi horóscopo durante una semana: esto es lo que sucedió