Sexy Beasts, el nuevo programa de citas de Netflix que acaba de lanzarse, es como un cruce brillantemente extraño entre The Masked Singer y Love Is Blind.