Hay un mercado negro de esteticistas y peluquerías que ofrecen tratamientos ilegalmente bajo llave